Ser voluntario

El voluntariado es una herramienta mundial para promover y facilitar el ejercicio de la solidaridad y la corresponsabilidad social de personas naturales o jurídicas. 

 

Hombres y mujeres cuya formación académica, su trabajo profesional y/o su experiencia en la conformación y administración de un hogar, les han brindado el conocimiento y la motivación para actuar en búsqueda de un mundo más equitativo socialmente. El voluntario, en nuestra Colombia, se convierte en protagonista y agente de cambio social. 

 

Las personas que fueron o son voluntarios tienen una mirada más positiva del mundo por cuanto ellos trabajan para mejorarlo. Tienen más esperanza debido a que ven cómo con su trabajo hay cambios personales y sociales. 

 

Las personas mayores son excelentes voluntarios. Poseen un cúmulo de experiencia que se convierte en un bien muy valioso para las Organizaciones que cuentan con sus aportes y forman parte de su capital humano. Para destacar que también las personas mayores obtienen beneficios de esta relación, puesto que adquieren un sentimiento de utilidad y de integración; disminuyen la marginación social y el deterioro fisiológico, al relacionarse con otras personas y mantenerse activas. 

 

El voluntariado en cinco frases famosas: 

  • “Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro”. – Platón. 

  • “Aquellos que tienen el privilegio de saber tienen la obligación de actuar.” – Albert Einstein. 

  • “Los voluntarios no necesariamente tienen el tiempo, sino que simplemente tienen el corazón”. – Elizabeth Andrew. 

  • “Nadie que haya aliviado el peso de sus semejantes habrá fracasado en este mundo”. – Charles Dickens. 

  • “Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos, pues, dándonos la mano y no uno detrás del otro.” – William Shakespeare. 
     

Testimonio. Comparto esta experiencia: 

Mi nombre es Diana soy psicóloga voluntaria de la Fundación Caprepoex, una fundación de educación especial. Realizo mi labor como psicopedagoga en el área de lecto-escritura; estos muchachos han cambiado mi vida y son unos seres maravillosos muy amorosos y agradecidos, mi experiencia ha sido muy bonita ya que he podido aportarles desde mi conocimiento para su crecimiento académico al ritmo de cada uno de ellos. 

 

He aprendido a realizar mi labor cada vez con más amor y motivación siempre buscando lo mejor para ellos y dejando huella en sus corazones como ellos han dejado su huella de amor en el mío. El ser voluntario es una labor de humanidad, amor y respeto para todo aquel que necesita de nuestro amor y servicio, es nuestro granito de arena como aporte a la sociedad tan difícil en la que vivimos y en la que podemos hacerle la vida amable a muchos que han pasado por muchas cosas. Hasta ahora, está siendo una experiencia muy hermosa en mi vida. Qué rico que cada vez seamos más las personas que quieran servir a otros a través de sus conocimientos sin esperar nada a cambio, ya que ellos nos bendicen con su alegría y sonrisas cada día.